Cruz de la Victoria, Cruz de Asturias, origen e historia

La Cruz de la Victoria es el símbolo de la bandera de Asturias, según cuenta la tradición Don Pelayo llevaba consigo una cruz de madera de roble que fue el talismán de su victoria en la gran batalla de Covadonga contra los invasores moros.

Sobre la Cruz de la Victoria existen varias leyendas y todas ellas se refieren a la gran batalla de Covadonga, en todas ellas se cuenta que al rey don Pelayo se le apareció el día de la batalla una gran cruz en el cielo y junto con ella se representaba la victoria, el tomando eso como una señal se hace una replica de la cruz (en madera de roble) que ve representada en el cielo y la usa como estandarte en toda la guerra contra los moros y con ella consiguió la victoria.

Tras la guerra el rey Alfonso III mando enriquecer la cruz con oro y piedras preciosas donandola al Salvador en el año 908 haciéndola su enseña personal y reproduciéndola en piedra en todos los monumentos que mando construir a lo largo de su reinado, con ello se quería recordar que esta cruz fue recibida del cielo para vencer en las batallas.

La bandera esta compuesta por madera de roble recubierta por laminas de oro e incrustaciones de piedras preciosas, sus medidas son noventa y dos centímetros de alto, setenta y dos de ancho y dos centímetros y medio de espesor. Se remata la cruz con las letras alfa en mayúscula y omega en minúscula colgadas del brazo horizontal una a cada lado de la división producida por el otro brazo.

Actualmente la Cruz de la Victoria puede verse en la Cámara Santa de la catedral de Oviedo, junto con otras destacadas joyas sagradas.

Si te gusta la cruz de Asturias o Cruz de la Victoria ahora puedes adquirir su precioso colgante en oro de 18kt, sin lugar a dudas un gran recuerdo de Asturias. Colgante Cruz de Asturias o Cruz de la victoria en oro amarillo